Wolfgang A. Mozart (primera de dos partes)

El realizador eslovaco Juraj Herz filmó en 1991 una cinta muy bien lograda sobre la vida de uno de los más grandes compositores de música clásica: Wolfgang Amadeus Mozart

COUSTEAU ...

2018-12-17
Ciudad de México

El realizador eslovaco Juraj Herz filmó en 1991 una cinta muy bien lograda sobre la vida de uno de los más grandes compositores de música clásica: Wolfgang Amadeus Mozart. La cinta es singular en la filmografía mundial, porque para darle mayor contenido realista, Herz la filmó en las ciudades donde vivió el gran artista austriaco. Se grabó en Salzburgo, Viena y Praga y, por añadidura, en los mismos escenarios donde Mozart vivió, compuso y ejecutó música sinfónica, de cámara y óperas; en la interpretación de estas piezas musicales se utilizaron instrumentos propios de su época. La filmación se llevó a cabo en más de 70 localidades con la participación de más de tres mil 500 extras que utilizaron 750 trajes diseñados con la mayor semejanza posible a la moda de ese periodo histórico. La conjunción de estos elementos permitió a Herz obtener una cinta con mucho valor estético. Las actuaciones de los actores fueron también determinantes para el logro de este producto cinematográfico de gran calidad.

La historia que nos narra Herz comienza cuando Mozart tiene escasos cinco años, es un niño prodigio que toca con gran maestría clavicordio, clavecín, violín y que, mejor aún, es capaz de componer piezas de cierta complejidad. Su padre, Leopold Mozart, fue su instructor y quien, con la creencia de que Dios le había otorgado ese genio, y que este debía ser conocido en toda Europa, decidió llevarlo a la corte de Múnich.

Fue ahí donde Mozart, en la narrativa de Herz, recibió las primeras lecciones sobre su origen de clase, ya que después de que tocó el clavecín, una de las hijas del príncipe gobernante se acercó al niño prodigio y éste le dijo que se casaría con ella cuando crecieran, lo que inmediatamente provocó las burlas en la corte. Herz nos traslada entonces a la época en que Mozart estudia en Italia, donde recibe la influencia del compositor italiano Sammartini, conoce al Papa, al fraile Martini –quien lo ayuda a ingresar en la prestigiosa Academia Filarmónica– y compone su primera gran ópera: Mitidrate ri di ponto (1770).

 Cuando regresa a Salzburgo crea sus primeros cuartetos para cuerda; las sinfonías K.183, 199 y 200 (1773); el concierto para fagot K.191 (1774); las óperas La finta giardiniera e Il re pastore (1775); varios conciertos para piano; la serie de conciertos para violín y las primeras sonatas para piano (1774-75). Luego viaja a Manheim, Alemania y ahí, en un concierto para la realeza, recibe otro golpe sentimental. En el baile que sucede al concierto conoce a la bella joven Aloysia Weber, a quien declara su amor y ésta le dice: “eres un piccolo ingenuo” (pequeño ingenuo en italiano). Después de estas palabras, la muchacha se va con quien es su amante, un aristócrata.

Durante toda su vida, Mozart recibió muchos golpes de parte de la aristocracia, pese a que de cualquier forma era “un buen partido” y las damas de las cortes lo buscaban. La misma familia Weber lo llevó a vivir a su casa, donde residían Aloysia y otras hermanas de ésta. Mozart terminó enamorándose de Constanza, con quien se casará, tendrá dos hijos y compartirá penalidades económicas porque, a pesar de ser un excepcional músico, siempre lo persiguieron las deudas. En esta cinta, Juraj Herz narra con cierta objetividad la vida de Mozart, muchos de sus sinsabores y circunstancias adversas, sobre las que prevalece el genial y prolijo compositor.