Haddad participa en cuarto debate presidencial de Brasil como sustituto de Lula

Los principales candidatos a la Presidencia de Brasil asistieron este jueves a un nuevo debate en la ciudad de Sao Paulo.

-Por Redacción

2018-09-21
Brasil

Durante más de tres horas los principales candidatos a la Presidencia de Brasil conversaron sobre la lucha contra la corrupción, reforma políticas, violencia, entre otros temas.

 

Los principales candidatos a la Presidencia de Brasil asistieron este jueves a un nuevo debate en la ciudad de Sao Paulo.

 

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, fue el principal centro de los ataques de los demás aspirantes a la Presidencia del país durante el encuentro televisado en TV Aparecida.

 

Haddad aprovechó la ocasión para reiterar las promesas de recuperar el crecimiento económico y responsabilizar al presidente de facto, Michel Temer, de la actual situación que atraviesa Brasil.

 

 

El debate presidencial

 

 

El encuentro entre los principales candidatos a ocupar la Presidencia de Brasil fue promovido por la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil y fue transmitido por TV Aparecida y medios católicos.

 

Contó con la presencia del candidato por el Partido Socialismo y Libertad,  Guilherme Boulos; Álvaro Fernandes Dias, por Podemos; Ciro Ferreira Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT por su sigla en Portugués); y Henrique Meirelles por el Movimiento Democrático Brasileño (MDB).

 

 

También asistieron la candidata ecologista Marina Silva y Geraldo Alckmin por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

 

El debate fue dividió en cinco bloques. En el primero, los candidatos respondieron a una pregunta hecha por el arzobispo de Sao Paulo, Don Odilo Scherer, que se centró en el tema de la corrupción.

 

Lucha contra la corrupción

 

 

El candidato Boulos defendió una reforma política que acabe con la "promiscuidad" entre lo público y lo privado. Por su parte, Haddad defendió el fortalecimiento de las instituciones y leyes que combaten la corrupción.

 

Silva defendió la autonomía de las instituciones que combaten la corrupción y la aplicación de medidas que promuevan la transparencia de la gestión pública.

 

Álvaro Dias y Geraldo Alckmin criticaron a los gobiernos del PT por el caso de corrupción Lava Jato. Los candidatos Ciro Gomes y Henrique Meirelles no ofrecieron respuestas sobre el tema de la corrupción.

 

Reformas en Brasil

 

 

El segundo bloque del debate consistió en preguntas directas entre cada uno de los candidatos.

 

Haddad centró sus preguntas en los temas de la reforma laboral y de la Enmienda Constitucional 95, el techo del gasto público, medidas apoyadas por el PSDB durante el Gobierno de Michel Temer (MDB).

 

Alckmin nuevamente apuntó hacia los Gobiernos del PT acusándolos de haber generado la crisis económica y los altos niveles de desempleo en el país y defendió la reforma impulsada por el Gobierno de facto.

 

Migración, desempleo y feminicidios

 

 

En la tercera parte del debate los candidatos respondieron preguntas de periodistas sobre temas como migración, desempleo y feminicidios.

 

El candidato del PT se refirió al tema de la migración indicando que la tradición brasileña es de acogida: "Yo mismo soy hijo de inmigrante libanés que encontró en Brasil un lugar para vivir y criar a sus hijos".

 

Meirelles fue consultado sobre el tema desempleo y aprovechó el tema para atacar a la presidenta Dilma Rousseff acusándola del crecimiento de la deuda pública que, de acuerdo con él, fue responsable de más de 14 millones de desempleados que existen en la actualidad.

 

Silva fue cuestionada sobre el tema del feminicidio y se comprometió a crear políticas de protección a la vida de las mujeres, y trabajar para acabar con la brecha salarial entre mujeres y hombres.

 

Reforma política en Brasil

 

 

Alckmin habló sobre una reforma política, la cual calificó como "esencial", y defendió la reducción del número de partidos políticos en Brasil.

 

Alckmin cuenta con el respaldo de una coalición de al menos nueve partidos para las elecciones presidenciales de octubre.

 

Violencia y desigualdad

 

 

En la última parte del debate el candidato del PT habló sobre el tema de la violencia en el país, y atribuyó el incremento de esta a la fuerte desigualdad de oportunidades para los brasileños.

 

Abordaron temas como la desigualdad, la violencia contra los pueblos indígenas, el aborto y la intolerancia. En las consideraciones finales, la mayoría de las conversaciones se dirigieron a criticar la polarización y el "extremismo".

 

Alckmin dedicó sus últimos minutos a criticar al candidato  Haddad y a los gobiernos del PT.

Henrique Meirelles afirmó ser el candidato de la tercera vía y afirmó que "ha sacado al país de la crisis en los últimos dos años".

 

Haddad recordó el legado de los Gobiernos del expresidente Lula y pidió la confianza del electorado. "Podemos volver a ser felices de nuevo".