Advierten escasez de agua en la frontera norte para 2030

CD. VICTORIA, Tams.- Escasez de agua podrían estar sufriendo las ciudades de la frontera de Tamaulipas en los próximos 12 años, de no realizarse obras para garantizar el abasto del vital líquido a la población, advirtió Luis Pinto Covarrubias, director de

-Por Yessenia Villegas

2018-06-24
Rusia

Advierten escasez de agua en la frontera norte para 2030

CD. VICTORIA, Tams.- Escasez de agua podrían estar sufriendo las ciudades de la frontera de Tamaulipas en los próximos 12 años, de no realizarse obras para garantizar el abasto del vital líquido a la población, advirtió Luis Pinto Covarrubias, director de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

El funcionario señaló los graves problemas que estaría enfrentando el embalse del río Bravo para abastecer a ciudades como Matamoros, Reynosa, Ciudad Víctoria y Río Bravo para el año 2030 debido a la sobrexplotación del vital liquido de esta cuenca.

Como medida para enfrentar esta situación, consideró la necesidad de realizar más obras como la construcción de acueductos desde el río Guayalejo a Victoria y del río Soto la Marina hacia Matamoros y Reynosa.

Pinto Covarrubias detalló que esa sería una solución para que los organismos operadores de las ciudades fronterizas dejen de depender al cien por ciento del abastecimiento de agua del río Bravo para brindar el servicio a la población.

“Habrá escasez de agua para beber y cubrir necesidades más elementales de la población, si no se cuenta con suficiente líquido que garantice el abasto, pues se estima que este afluente bajará su nivel de manera considerable”, dijo.

Especificó que el también llamado río Grade, es una cuenca que ya presenta un déficit de agua, debido a que los organismos operadores toman hasta el doble del agua que tienen concesionada.

Sobre el caso, indicó que en el año 2001, Matamoros se quedó sin agua y fue un problema grave que duró varios días, y que esta situación podría volver a repetirse por periodos más extensos de hasta semanas o meses.

“Por eso urgen proyectos nuevos para prevenir o estar preparados para afrontar esas contingencias derivadas del excesivo consumo de agua del río Bravo”, afirmó Pinto Covarrubias.

"Traer agua de los ríos Guayalejo y Soto la Marina para uso de las ciudades permitirá al embalse del Bravo recuperarse y evitar el desabasto en las ciudades más importantes del estado", finalizó.