Recorte presupuestal más pobreza en Hidalgo

Los municipios con los niveles de alta y muy alta marginación tendrán menos presupuesto del Fondo General de Participaciones

Sergio Pasarán

2019-03-11
Pachuca, Hidalgo

En el ejercicio fiscal de 2019 el gobierno de Hidalgo dispondrá de más de cuatro mil 124 millones 356 mil 283 pesos, cifra casi 10 por ciento mayor a la que tuvo el año pasado, pero que no le permitirá revertir los graves problemas de marginación, pobreza moderada y extrema que afectan al 50.6 por ciento de la población en 26 de sus 84 municipios.

El Presupuesto de Egresos que el Congreso local aprobó para este año asciende a 46 mil 271 millones 736 mil 283 pesos, 9.8 por ciento más que los 42 mil 147 millones 380 mil que ejerció en 2018.

 Sin embargo, el nivel de pobreza de la entidad es mayor al promedio nacional, de 43.6 por ciento, y según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) figura entre los ocho estados de la República con mayor índice de miseria junto con Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Puebla, Tabasco  y Michoacán.

En su Informe Anual sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social 2019, la Secretaría de Bienestar –anteriormente de Desarrollo Social (Sedesol)– revela que de los tres millones 50 mil 720 hidalguenses, un millón 543 mil 664 son pobres, es decir el 50.6 por ciento de la población total.  En 2018, con base en el mismo informe publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), los pobres eran un millón 478 mil 836, esta cifra demuestra que en un año 64 mil 828 personas engrosaron las filas de la pobreza.

Más dinero para programas que el gobierno no opera

Según el Presupuesto de Egresos del Estado de Hidalgo (PEEH) del año anterior, en el rubro de Desarrollo Social se ejercieron mil 308 millones 532 mil 776 pesos. Y en 2019 se gastarán  mil 339 millones 259 mil 608 pesos; es decir, este sector tendrá mayor disposición presupuestaria para este año. 

pobreza

Sin embargo no es posible determinar en qué se ha gastado dicho aumento presupuestal. Al inicio de la actual administración, el gobernador Omar Fayad Meneses anunció que las despensas que se otorgaban en anteriores gobiernos serían sustituidas por el programa Hidalgo Te Nutre, que hasta el momento no se ha puesto en marcha.

A decir del gobierno estatal, el programa implicará la eliminación de las despensas alimentarias, que serán sustituidas por el financiamiento a proyectos productivos. Al anunciarse este programa se aseguró que las despensas solo generan clientelismo y no resuelven el problema de alimentación.  

Pero a dos años de que iniciara la presente administración, ninguna de las dos secretarías encargadas de poner en marcha Hidalgo Te Nutre –Desarrollo Social y Desarrollo Agropecuario– han dado a conocer sus resultados, tampoco han dado la fecha del arranque del nuevo programa. 

En noviembre de 2017, el gobierno estatal publicó en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH) el acuerdo que contiene las reglas de operación del programa Hidalgo Te Nutre, cuyo objetivo es disminuir la inseguridad alimentaria, nutricional y fomentar la generación de ingresos en las familias.

A casi un año de la publicación de las reglas de operación, las regiones prioritarias en donde se impulsaría el desarrollo económico y social permanecen en la misma situación de pobreza extrema y moderada.

En el documento el gobierno de Hidalgo reconoce la existencia de 26 municipios con muy alto y alto grado de marginación, toda vez que la mayoría de sus habitantes no cuentan con las oportunidades adecuadas para su desarrollo social, ni cuentan con capacidades para adquirirlas.

Además de estar expuestos a todos los riesgos y vulnerabilidades que la pobreza extrema genera, los hidalguenses marginados carecen de acceso a la alimentación, servicios de salud y educación.

Los montos de apoyo a los beneficiarios del programa oscilarán entre 15 mil pesos que se destinarán a cada unidad de producción familiar y 300 mil pesos a cada persona moral (empresa) integrada con un mínimo de 10 unidades de producción.

Según el Secretario de Desarrollo Social en Hidalgo, Daniel Jiménez Rojo –expresidente del Instituto Estatal Electoral (IEEH) en el sexenio del exgobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong– dicho programa alimentario recibió una asignación presupuestal  de 80 millones de pesos en  2017 y de 120 millones en 2018. 

En el cuarto trimestre de 2018 (octubre, noviembre, diciembre), el  46.6 por ciento de los hidalguenses no pudieron adquirir la canasta básica alimentaria (CBA) con sus ingresos laborales, reveló el Coneval con base en el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP). Según esta medición, al 39.8 por ciento de los mexicanos les resulta imposible comprar estos alimentos, por tanto el estado de Hidalgo está por encima de la media nacional.

Gobernador

Menos participaciones para municipios con mayor rezago

Las estadísticas del Consejo Nacional de Población (Conapo) indican que los 26 municipios hidalguenses con alta y muy alta marginación suman 497 mil 260 habitantes y se concentran principalmente en las regiones de la Huasteca, Sierra Gorda y Tepehua.

Conforme a una fórmula basada en el número de habitantes, el grado de marginación, así como el nivel de recaudación municipal, el gobierno del estado distribuirá en el transcurso de este año dos mil 759 millones 68 mil 434 pesos correspondientes al Fondo General de Participaciones para los Municipios de Hidalgo.

Según el acuerdo publicado en el POEH, la repartición de dichos recursos tomará en cuenta el índice de marginación de los municipios con base en la información oficial del Conapo; las localidades que recibirán mayores participaciones serán Pachuca, Tula y Tulancingo, que además de ser las áreas urbanas más importantes del estado, tienen muy bajo grado de marginación.

En contraste, los municipios con los niveles de alta y muy alta marginación tendrán menos presupuesto del Fondo General de Participaciones. Tal es el caso de Mineral del Chico, localidad que pese a contar con la denominación de Pueblo Mágico y ubicarse a menos de 30 minutos de la capital del estado, vive con alto grado de marginación. Este año solo dispondrá de 21 mil 666.960 pesos.

Las demarcaciones con mayores recursos fiscales aportados por el Fondo General de Participaciones son Pachuca, con 197 millones de pesos; Tulancingo, 88 millones; Tula, 66;  Tizayuca, 63; Huejutla, 79 y Xochiatipan, 60 millones 353 mil 554 pesos, el único municipio con alto grado de marginación entre los más privilegiados. 

El profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Roberto Morales Estrella, aseguró a buzos que en la entidad se vive una gran desigualdad, ya que del total de los 84 municipios, 71 no aportan ni el uno por ciento del producto interno bruto (PIB) estatal; únicamente 13 localidades contribuyen con más del 80 por ciento de la economía.

Pobreza 2

En Hidalgo no existe una política económica directa, remarca el economista y afirma que en la entidad el resultado socioeconómico del modelo económico es el mismo que prevalece en el ámbito internacional, donde el uno por ciento de la población mundial posee tanta riqueza como el 99 por ciento.

Morales Estrella plantea la necesidad de fomentar una política basada en la ciencia y la tecnología,  capaz de transformar a micro y pequeñas empresas en compañías de base tecnológica y lograr con ello que existan mayores oportunidades de desarrollo en las localidades marginadas.

La conformación de nuevas empresas en la entidad, concluye, debe sustentarse en la creación y aplicación del conocimiento, a efecto de que surjan nuevos productos y servicios. “Hidalgo cuenta con muchos recursos naturales, pero hacen falta ciencia, tecnología y personal capacitado para explotarlos”, destaca el investigador.